Información General
Encuesta

La Universidad Nacional del Nordeste relevó todos los síntomas de la Covid-19

Para la ejecución del estudio, el equipo de investigación encuestó a 289 personas.

Un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste relevó en Corrientes y Resistencia a personas recuperadas del Covid-19, con el fin de identificar y describir la signo-sintomatología persistente.

Dentro de las manifestaciones más prevalentes, encontraron la fatiga (22,9 por ciento), dolores musculares y articulatorios (3,4 por ciento). En cuanto al aparato respiratorio, observaron con mayor frecuencia pérdida del olfato y gusto (16,3 por ciento) y tos persistente (11,3 por ciento).

En referencia a la salud mental se manifestaron emociones como tristeza (3 por ciento), ansiedad, dificultad para concentrarse y dormir.

Resultados de salud sexual y mental

Uno de los puntos destacados por este equipo de investigación son las secuelas en la salud sexual de los afectados, síntomas que afectan su calidad de vida posterior a la infección, los cuales no siempre son evaluados, indagados o tomados como parte de las secuelas. “La pandemia por Covid-19 ha constituido un factor estresante al impactar en la salud mental, con respuestas emocionales como trastornos de ansiedad, nerviosismo, depresión y altos niveles de estrés”, señalaron en el informe.

También es llamativa la gran prevalencia de las secuelas relacionadas a la salud mental y la poca necesidad de apoyo psicológico que han manifestado los encuestados. Es decir, la pobre concurrencia a la consulta médica.

Géneros

Específicamente en los hombres que realizaron la encuesta, los síntomas que persisten posterior al alta de covid en 9 de ellos (11,3 por ciento) fue la disminución de la libido y en 3 (3,8 por ciento) la disfunción eréctil, mientras que la gran mayoría 70 (87,5 por ciento) refirió no padecer de estas secuelas después de la infección.

A la población femenina, de manera específica se les preguntó si padecieron un grupo de diferentes secuelas, de las cuales la gran mayoría equivalente a 130 mujeres (67,7 por ciento) declaró no haber padecido alguna de ellas. Sin embargo, 29 personas (15,1 por ciento) indicó sufrir cambios en el ritmo del ciclo menstrual, 25 mujeres (13 por ciento) mencionaron disminución de la libido, 16 (8,3 por ciento) refirió dolor genital, 12 de ellas (6,3 por ciento) sintió aumento de la sequedad vaginal y, por último, 11 (5,7 por ciento) mencionaron dolor pélvico.

Criterios y equipo

Este estudio descriptivo y retrospectivo se realizó en base a 289 encuestas realizadas a adultos recuperados de Covid-19. Los criterios de inclusión fueron adultos de ambos sexos, mayores de 18 años y residentes de las ciudades de Corrientes Capital y Resistencia, durante el período septiembre del 2020 a octubre de 2021.

El equipo de investigación estuvo dirigido por Silvia Balbachan, acompañada por Mikaela Bulman, Marilina Chazarreta, Nadia Fernández Etelechea, María Luponio y Camila Recio Blanco. La investigación fue publicada recientemente en el volumen 42 de la Revista de la Facultad de Medicina de la Unne.

Después de los síntomas

Con respecto a la persistencia de los síntomas posteriores al covid antes de la recuperación completa, 72 personas (30,9 por ciento) afirmaron que duraron más de 3 meses, 39 (16,7 por ciento) sostuvieron hasta 1 semana, 36 (15,5 por ciento) hasta 3 meses, 36 (15,5 por ciento) hasta 3 semanas, 30 (12,9 por ciento) hasta 2 semanas y 20 (8,6 por ciento) por 3 días.

De las 189 personas encuestadas, 188 (65 por ciento) afirmó no requerir ningún medicamento para aliviar los síntomas posCovid-19, mientras que 101 encuestados (34,9 por ciento) sí lo hicieron.

Respecto al seguimiento posterior a la infección, un total de 149 (51,6 por ciento) adultos han realizado controles periódicos de su estado de salud.

Sobre la necesidad de apoyo psicológico o psiquiátrico, en su mayoría contestaron de forma negativa, 260 personas (90 por ciento), y las 29 personas restantes (10 por ciento), lo hicieron afirmativamente.

Por último, 259 personas (89,6 por ciento) respondieron que no tuvieron necesidad de fisioterapia o rehabilitación después del alta de la infección, pero 30 (10,4 por ciento) sí lo requirieron.

Nuevos hábitos: el impacto pandémico

Acerca de la implementación de nuevos hábitos posterior a la infección por covid, en esta instancia se arrojaron los siguientes resultados: 63 personas (21,8 por ciento) refirieron que empezaron a realizar ejercicio con mayor frecuencia, 59 (20,4 por ciento) aumentaron su ingesta de agua diaria, 47 (16,3 por ciento) optan por una alimentación más saludable, 41 (14,2 por ciento) comenzó a tomar complejos multivitamínicos, 21 (7,3 por ciento) se consideran menos sociables que antes, 13 (4,5 por ciento) se perciben más sociables que antes, 7 (2,4 por ciento) ha disminuido la ingesta de bebidas alcohólicas. Mientras que un gran número de encuestados, 126 (43,6 por ciento) menciona no haber introducido ninguno de estos hábitos a su vida.

El análisis de las manifestaciones posteriores al covid reveló que solo 30 personas (6,4 por ciento) de todos los sujetos no presentan ninguna manifestación después de la recuperación de la enfermedad, mientras que un gran porcentaje padecía varios síntomas secuelares.

Lectores: 157

Envianos tu comentario