Gremiales
Comunicado oficial

El Sindicato de Educadores del Chaco manifestó su preocupación por los "postítulos truchos"

El Sindicato de Educadores del Chaco, encabezado por su secretaria general Soledad Effenberger, manifestó su malestar por la detección de postítulos truchos en Educación.

Ante los hechos que son de público conocimiento, respecto de la existencia de títulos apócrifos y que fueran presentados en las distintas juntas de clasificación, aun sin tener la certeza de la modalidad con la que seguramente se estafó y se pretendió estafar a toda la comunidad docente, y valiéndose sólo por trascendidos y esporádicos comunicados del Ministerio de Educación de la provincia, organismo denunciante de estas vergonzosas y repudiables maniobras, el Sindicato de Educadores del Chaco encabezado por su secretaria general Soledad Effenberger, manifestó su profundo malestar por la situación.

Desde nuestro Sindicato entendemos que este tipo de acciones delictivas no pueden ser posibles sin la intervención de muchas personas con cargos estratégicos dentro del sistema educativo; también, no podemos dejar de mencionar que desde los organismos oferentes y referentes, juntas de clasificaciones y el Ministerio de Educación han dejado de manifiesto la absoluta falta de control en el proceso de cada titulación” iniciaron.

A lo que agregaron: “Entendemos que a todos nos cabe una cuota de responsabilidad, ya sea por acción u omisión y no podemos dejar pasar este hecho sin adoptar las medidas disciplinarias a quienes correspondan, pero asimismo; debemos elaborar mesas de trabajo para que de ahora en más no se susciten otros hechos de similares características. Es decir, que no podemos personalizar responsabilidades, la responsabilidad nos cabe como sistema, el cual fue violado para beneficio de unos pocos o quizás, de muchos.

En principio, deberíamos establecer límites en la obtención de los nuevos títulos, lo cual tendría su fundamento en cuestiones netamente pedagógicas; está claro que nadie en condiciones normales puede adquirir competencias de calidad cursando un sin número de postítulos simultáneamente, con lo cual se pierde el objetivo principal y solo se los usa para estar en desventajas con otros docentes, con la obtención de un mejor puntaje.

A raíz de la perdida de dicho objetivo surge la competencia desleal que obviamente favorece a quienes tienen mayores posibilidades económicas, propiciando actos de corrupción en los diferentes ámbitos, convirtiendo a la educación en un negocio espurio y a los entes involucrados en reductos delictivos. Esta corrupción obviamente surge de quienes tienen cuotas de poder o poder de decisión.

En este mismo sentido, a quien le cabe la decisión de terminar con estas escandalosas situaciones es al Ministerio de Educación que, en forma consensuada junto a los Institutos Terciarios y/o Universidades, debe tomar medidas urgentes para restituir la confianza, no solo al docente de buena fe, sino además a toda la sociedad en su conjunto, que seguramente juzgará con crudeza a todo el sistema educativo en virtud de nuestro rol como “educadores” en la enseñanza de las buenas costumbres, de las acciones dentro del marco de la ley y la convivencia dentro de una sociedad.

Creemos que es el Estado el único responsable de brindar este tipo de títulos, buscando alternativas, estableciendo los cupos, garantizando el derecho y deber de cada docente a capacitarse, pero en caso de alguna imposibilidad tampoco desentenderse; y extremar los controles desde la aprobación del proyecto educativo hasta la entrega de los respectivos títulos.

Por ultimo incitamos a cada docente, cada organización sindical, instituto oferente y cualquier organismo con injerencia en la educación, a denunciar estos hechos y no dejar que el accionar de personas inescrupulosas manchen nuestra noble tarea de enseñar” finalizaron.

Lectores: 492

Envianos tu comentario