Judiciales y Policiales
“Hijos” del poder

Dos alumnas de la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario Provincial se animaron a denunciar el calvario

Juan José Pedroza (padre) y su hijo, el Oficial Ayudante José Alejandro Pedroza, que es denunciado por amedrentar y maltratar a estudiantes por no acceder a favores sexuales.
La Oficial Ayudante Sonia Gaggero, permite que se vulnere hasta la intimidad de una ducha de las alumnas de la Escuela de Cadetes del SPP.
Mensajes enviados por el Oficial Ayudante Pedroza, a una de las alumnas de la Escuela de Cadetes, que, cansada de la situación, se animó a denunciarlo. (Foto: NOVA)
La Oficial Ayudante Romina Andino, pareja del Comisario Martínez, se sumó al maltrato señalando: "Ojalá se mueran todos, yo no quiero dar clases con ustedes y vengo igual".
Denuncia realizada por Florencia Bogado, contra el hostigamiento y abuso del Oficial Ayudante José Alejandro Pedroza. (Foto: NOVA)
Denuncia realizada por Anabel Ozuna, contra el maltrato del Comisario Juan Alberto Martínez. (Foto: NOVA)

Las alumnas de la Escuela del Servicio Penitenciario Provincial, Florencia Mariel Bogado y Anabel Estefanía Ozuna, ambas cursando el 2do año de instrucción en dicha institución, para formarse como Oficiales Ayudantes, dijeron basta y se animaron a denunciar los malos tratos y abusos de poder que sufren a manos del Comisario Juan Alberto Martínez, y del Oficial Ayudante Penitenciario José Alejandro Pedroza, hijo del ex Director del Servicio Penitenciario Juan José Pedroza.

En el relato de estas dos alumnas, hay patrones de conducta abusivos por la posición de poder que ostentan estos personajes. Ellas han sido víctimas de acoso, hostigamiento, abuso de fuerzas y autoridad, todo bajo el conocimiento de la Oficial Ayudante Sonia Gaggero y demás personales de la institución.

En lo que respecta a Bogado, Pedroza tomó conocimiento que ella se había separado y le ofreció: desde conseguirle un lugar para vivir, hasta abastecimiento de mercaderías; pero aclarándole que ella debía acceder a sus peticiones, a lo que jamás Bogado aceptó asistencia de Pedroza justamente por esta cuestión. Cuando ella pudo volver a Juan José Castelli, de donde ella es oriunda y convive con su hijito menor de edad, por situación de pandemia, el Oficial Ayudante Pedroza la acosaba vía llamados o mensajes de Whatsapp. Como Bogado no atendía, él la amenazaba con sancionarla, cosa que finalmente terminó haciendo, todo porque no se cumplió su voluntad. Posterior a su regreso a Resistencia, Pedroza siguió acosando y hostigando a Bogado, aduciendo también que ella no estaba en posición de "hacerse la difícil", porque las demás cadetes "no tuvieron problemas", y que "piense bien lo que iba a hacer porque no había otra opción". En represalia, Bogado cumplió guardia desde el 28 de febrero del presente año, hasta el 14 de marzo, de corrido, sin poder bañarse, sin salir de la Escuela, y esas guardias están asentados en el libro de guardias pertinente. El primer día, Pedroza le dio instrucción de manera tan fuerte y violenta que quedaron marcas en su cuerpo (hay testimonios fotográficos). Allí, la Oficial Ayudante Gaggero estaba al tanto de todas estas situaciones, una de las más graves fue la intrusión de Pedroza en las duchas de las estudiantes, con ellas desnudas tomando baño con conocimiento de Gaggero, ya que ella estaba presente y fue garante de esta violación a la intimidad. Pedroza amedrentaba a Bogado, ostentando ser el hijo del ahora ex Director del SPP, diciéndole que, si no accedía, como si lo habían hecho las demás alumnas, perdería todo y no tendría sustento económico para su pequeño hijo.

Por el lado de Ozuna, fue acosada por el comisario Juan Alberto Martínez diciéndole que él la ayudaría de otra manera, invitándola a un hotel para intimar y pidiéndole que le envíe fotos desnuda, ya que a ella no le convendría tenerlo a él de enemigo. Martínez y Pedroza programaban las guardias eternas, y durante la instrucción física pisarle las manos. Ante esto, las alumnas recurrieron a Oficiales Superiores y sólo les dijeron que "aguanten porque se venían cosas peores". Una de las oficiales auxiliares que les dijo eso, fue la Oficial Ayudante Alejandra Arce.

Ayudantes del maltrato

A los casos de Gaggero y Arce, se le suma el de la Oficial Ayudante Romina Andino, pareja del Comisario Martínez, que también se sumaba al maltrato en los momentos de educación física y varias veces les dijo: "Ojalá se mueran todos, yo no quiero dar clases con ustedes y vengo igual".

Abuso desmedido

La violencia de género e institucional, más el abuso de poder que denotan las situaciones expuestas, son realmente graves en el contexto de una institución, que se presume, debería abogar por la seriedad y los buenos tratos. En sus testimonios, Bogado y Ozuna sostienen que no son las únicas víctimas, pero si las que se animaron a denunciarlos.

¿Cuándo será el día que se dejen de lado los abusos de poder? ¿ejercer superioridad para conseguir favores sexuales como lo hicieron Pedroza y Martínez, amparados en sus puestos, sus influencias y el silencio de Andino, Arce y Gaggero? ¿No hay empatía para con su mismo género, no hay solidaridad? Tapan y cubren el accionar de estos violentos, su hostigamiento inclaudicable y los abusos que cometen, o ¿será que ellas también están amenazadas por eso no pueden hablar?

Lectores: 83042

Envianos tu comentario

Oscar  - Oswhish@uotwook.com.ar
la actual Jefa Erika Maidana cometio otros errores cuando era Directora de la Escuela hizo ingresar a todos su familia sus dos sobrinos de apellido Azas, y su cuñada Bagatoli, a su sobrina le aumentaba la nota para que fuera abandera y su sobrino hacia lo que queria, como ahora. y hoy ocupan los mejores lugares, mientras que a otros les toca lo peor. Ni que hablar del marido de la señora Maidana que es director de recursos humanos lugar donde se hacen las compras de mercaderías y elementos de seguridad. Me pregunto hasta cuando esta institucion va estar dirigidas por corruptos? En años no se compran elementos de seguridad para el personal, tienen que ver el gobierno cuando llueve como esta el personal penitenciario en la alcaidia y los vehiculos un desastre años que no le dan, uniformes . Espero que dejen de juntar harina para su costal.
Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: