Política
El gustito de la "plata dulce"

"La Bruja" Zalazar, el verdugo de Horacio Rey: de la marginalidad a la prosperidad

  • El drástico cambio de vida de Leo Zalazar.
    Foto 1 de 3
  • Veraneante internacional.
    Foto 2 de 3
  • El quincho con pileta.
    Foto 3 de 3

Leo Zalazar era un muchacho de condiciones muy humildes, sin estudio ni un oficio capacitado. Hacía changas como albañil, pero no ganaba para satisfacer sus ambiciones, así que le fue encontrando el gustito a la “plata dulce” del kiosco ilegal. Esos que prosperan en las villas de Buenos Aires y replican actividades en nuestros barrios más humildes.

De un día a otro, conoció a Horacio Rey y se inició con las “cooperativas de trabajo”. Allí empezó su cambio: de la bicicleta a la moto 110 cc, un negocio de celulares con local alquilado, luego compró la esquina de la avenida Nicolás Rojas Acosta y Sargento Cabral, la refaccionó y allí vive hoy.

Al parecer, las cooperativas producen grandes ganancias para uno solo, porque los integrantes no crecieron económicamente en igual forma que “La Bruja”. Tanto es así que hoy tiene una camioneta Toyota Hilux, doble cabina de color bordó, y otra camioneta blanca.

El quincho con pileta

En un enorme terreno, cercano al Centro de Empleados de Comercio en el Golf Club donde el cantante “Lluvia” hizo su escandalosa actuación, posee un quincho con pileta y una cancha de fútbol.

También sobre la calle Lestani, próxima a la avenida Rojas Acosta, posee un salón para fiestas y en los “pasillos” también dispone de una “mejora”.

Últimamente estuvo reclutando personal para la construcción de dos tinglados, ofreciendo una paga a través de “planes” por la suma de 3.000 pesos, cumpliendo un horario de 8:30 a 12:30.

“Ya no sos igual, ya no sos igual”

Como en la canción de Dos Minutos, en villa Prosperidad dicen que Leo ya no es el mismo de antes, aquel que saludaba a todos, que hacía bromas y se quedaba conversando. Aunque también sostienen que no abandonó su actividad de “kiosquero”, solo que, claro, tiene otra fachada.

Leo, la ira de Horacio

En el 2015, cuando Domingo Peppo y Eduardo Aguilar pujaban por convertirse en candidato a gobernador por el Frente Chaco Merece Más, las discusiones en las redes sociales se fueron recalentando a tal punto que hubo muchos encontronazos con Darío Kholi, que era vocal del Instituto de Vivienda.

Una noche de abril de 2015, el auto del IPDUV que utilizaba Kolhi fue incendiado. Una de la leyendas urbanas de Resistencia indicaba que el autor material fue “La Bruja” y siempre se jactaba de repetir una y otra vez la anécdota para hacerse notar frente a su jefe, el exrey.

Lectores: 7220

Envianos tu comentario