Panorama Político Chaqueño
Sobre llovido mojado

Temor por una posible partida de "Coqui" e incertidumbre por el liderazgo dentro del peronismo chaqueño

"Coqui" y Gustavito se ponen a trabajar para levantar el muerto electoral, mientras que un impresentable Chapo queda al borde del abismo y demuestra que no está listo para las grandes ligas. (Dibujo: NOVA)

Si algo podía afectar aún más al peronismo chaqueño luego de la paliza electoral sufrida en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de la semana pasada, esto fue la crisis que se desató en la Casa Rosada entre Alberto Fernández y una Cristina Fernández de Kirchner que incineró al propio presidente y a todo su gabinete.

Ante los rumores de cambios cantados y anunciados tras el escándalo, nuevamente Jorge Capitanich apareció en el radar de los medios de prensa nacionales para ocupar un posible cargo en el Gobierno Nacional. Esto encendió las alarmas en el Chaco y revolucionó al núcleo interno del peronismo que como puede, trata de acomodar el tablero para dar vuelta los resultados en las generales de noviembre.

Si bien desde la gobernación chaqueña salieron a aclarar que no hubo ofrecimientos del Presidente y ni siquiera se evalúa la posibilidad de que el mandatario provincial se aleje de su cargo, el pueblo chaqueño pone en duda las aspiraciones de un Capitanich que siempre tuvo puesto el ojo en Buenos Aire y dejó claro que no tiene inconvenientes en irse a la Casa Rosada si es necesario.

Para colmo la confusa carta publicada en las redes sociales y medios de comunicación por el propio "Coqui", no hace más que plantar suspicacias sobre una posible partida como ya ocurrió años atrás. Realmente nadie puede vaticinar que puede estar ocurriendo en este momento en la cabeza del señor gobernador, pero lo que si queda claro que el montenegrino no está en los planes ni de Alberto, ni de Cristina.

En medio de todo esto, la dirigencia peronista del Chaco parece haber acusado recibo del cimbronazo sufrido en las urnas y salió con todo a tratar de levantar el muerto para noviembre. Tras los anuncios de Capitanich, en los que solicitó compromiso y trabajo de todos los sectores para volver a “enamorar” a los chaqueños, los intendentes tomaron la posta y comenzaron a moverse.

Lógicamente, el primero en hacerlo fue el propio Gustavo Martínez en Resistencia, que tras el papelón en todos los circuitos de la capital, comenzó con un raid de reuniones ampliadas con los militantes “amigos”, para tratar de convertirse en el gran salvador de una batalla que se avizora como epopeya.

Lo que sí, se comenzaron a utilizar herramientas que son duramente cuestionadas por el electorado chaqueño, como las promesas de restitución de becas y planes sociales que habían sido suspendidas a mediados de 2020 y que actualmente aparecen como un mecanismo habitual de clientelismo político, reconvertido en una verdadero manotazo de ahogado.

Habrá que ver si esta estrategia funciona o caso contrario, si no se constituye en otro de los factores de repudio de una sociedad chaqueña que está cansada del despilfarro y solicita a viva voz una recomposición salarial generalizada en todos los sectores estatales y privados.

¿Cambios en el gabinete provincial?

Los anuncios oficiales del propio Jorge Capitanich aseguraban que solo los funcionarios que ocupaban un lugar en la lista de candidatos a legisladores iban a ser desplazados de sus cargos, pero el revuelo que existe en la Casa Rosada con un posible reemplazo de funcionarios podría repercutir en varias provincias y ser imitados.

De esta manera, los que comienzan a tambalear en sus cargos son el impresentable Juan Manuel Chapo, que brilló por su ausencia y peso político en los dos años de gestión y la cuestionada Pía Chiacchio Cavana, que nunca hizo pie en Desarrollo Social y solamente logró sobrevivir gracias al apoyo de la hija del gobernador, Guillermina Capitanich.

Seguramente, tras la presentación del nuevo gabinete nacional y cuando se confirme la posible “no” partida de Capitanich a la Rosada, se comenzará a dilucidar que ocurrirá en el Chaco y que funcionarios provinciales sobrevivirán al tan solicitado corte tras dos años de paupérrima gestión de los laderos del gobernador.

Lectores: 946

Envianos tu comentario