Panorama Político Chaqueño
Crisis

Sesión relámpago y duros cruces por las vacunas en la Legislatura chaqueña

Hugo Sager y Juan Manuel Pedrini lograron el consenso necesario para obtener la autorización para que el Ejecutivo provincial pueda salir en busca de vacunas contra la Covid-19. (Dibujo: NOVA)

La situación epidemiológica en el Chaco se encuentra en un punto de inflexión. Con más de 7 mil casos activos confirmados, y vaya a saber cuántos más asintomáticos dando vueltas por ahí, el panorama en los servicios de salud pública y privada está verdaderamente complicado, lo que podría presagiar un inminente colapso que replicaría las postales que se pueden observar en hospitales de la vecina República del Paraguay o Brasil.

Esta preocupación latente, que llegó al gobernador Jorge Capitanich a extender las restricciones y aumentar notoriamente los controles de circulación de personas en toda la provincia, también fue trasladada a la Legislatura chaqueña que por medio de una sesión extraordinaria relámpago aprobó una autorización para que el Ejecutivo provincial pueda suscribir contratos para comprar vacunas contra la Covid-19 y así no depender solo de las dosis que provee Nación. El Frente Integrador de Juan Carlos Bacileff Ivanoff y el Partido Obrero de Aurelio Díaz se abstuvieron de votar y por eso la iniciativa no salió por unanimidad.

Obviamente esto no fue resultado de una iniciativa de Hugo Sager, sino que estuvo orquestada por el gobernador que en poco menos de un mes cambió de parecer y busca a imitar a otros mandatarios provinciales opositores que ya salieron en busca de dosis que le den tranquilidad en este año electoral.

¿Qué fue lo que obligó al gobernador a cambiar de parecer? La realidad. Según datos oficiales, en el Chaco apenas menos del 15 por ciento de la población cuenta con las dos dosis de vacuna anticovid, por lo que la inmunidad de rebaño está lejos de ser alcanzada y eso se constituye en un problema grave en medio de esta segunda ola de coronavirus. Si bien esta provincia es una de las más beneficiadas con el plan nacional de inoculación, Jorge Capitanich pretende acelerar la inmunización adquiriendo por su cuenta otras alternativas y trata de acceder a las tan ansiadas segunda dosis.

No puede faltar el “show” en el recinto

Pero el dato anecdótico de esta sesión improvisada, fue el bochornoso espectáculo que dieron las diputadas Claudia Panzardi (PJ) y Clara Pérez Otazú (Frente Integrador), que elevaron el tono de voz para tirarse con todo en medio del recinto de sesiones y se acusaron mutuamente de “covidiotas”.

Lógicamente, la que reaccionó fue la Barbie conquista que salió al cruce cuando la “Chiyo Girl” criticó duramente la gestión de Capitanich en materia de salud pública. Como está acostumbrada, la blonda a viva voz defendió a su enamorado jefe político y nuevamente quedó expuesta a las críticas por su fuerte temperamento.

Es que Pérez Otazú castigó a la gestión provincial con un argumento válido y real, que es la falta de medicamentos, de camas, de oxígeno y la precaria estabilidad laboral del personal de salud pública.

Preocupante situación

Según datos oficiales del Ministerio de Salud Pública de Chaco, este sábado se reportaron 727 nuevos contagios de coronavirus y ya se registró 56.675 casos confirmados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 47.796 personas ya recibieron el alta clínica y 7.667 casos permanecen activos.

En cuanto a las restricciones, la Policía del Chaco diagramó un operativo de seguridad preventiva en toda la provincia para regular la circulación de personas en la vía pública. A partir de este sábado, los agentes realizarán controles de vehículos y de personas en puestos fijos apostados en las principales avenidas del micro y macro centro de Resistencia y de las principales ciudades del interior.

Se agregaron patrullajes y emplazamientos esporádicos cada 15 minutos en avenidas y calles, así como se reforzará el servicio de policía caminantes en las zonas comerciales y alrededores.

Lectores: 842

Envianos tu comentario