Judiciales y Policiales
Inminente juicio

Se suman procesos judiciales para Enzo Judis por desmanejo de fondos públicos

El exsecretario académico de Uncaus, Enzo Judis, sufre nuevas denuncias que fueron presentadas por las nuevas autoridades de la Fundación Uncaus.
El esquema de triangulación de fondos que fue presentada entre las denuncias y que demuestra los desmanejos.

El exsecretario académico de la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus), Enzo Judis, se encuentra a la espera de sentarse en el banquillo de acusados por delitos cometidos en referencia a sus responsabilidades en el desempeño de funciones públicas en la casa de altos estudios, y mientras, suma más acusaciones en su contra…

El naufragio judicial por el que ostenta pasar el ex funcionario universitario acumula causas pertinentes en desmanejos de fondos públicos y en detrimento del erario del Estado. En esta oportunidad, la acusación sería de supuestas triangulaciones de fondos, con los cuales se inició una herramienta de acumulación de dinero espuria.

La mecanización, por el cual se lo acusaría, sería una triangulación de dinero entre la fundación Uncaus, que presidió, hasta el 2016, con una empresa llamada Septiembre S.A., y a su vez, la fundación Sin Dolor, las cuales cumplen coincidentemente con la conducción del testaferro y prestanombre, amigo personal de Judis, Marcelo Sang.

La fundación Uncaus habría realizado diversas sumas cuantiosas de dinero a las mencionadas: fundación Sin Dolor y la sociedad anónima Septiembre, con los cuales se realizaron diversas inversiones inmobiliarias.

No termina sólo allí, Sang era delegado rectoral designado por el entonces Rector, Omar Judis, padre de Enzo, que abusando de su autoridad y nepotismo se auto-adjudicó un préstamo de alrededor de 500 mil pesos sin intereses y a un plazo extraordinario de 20 años. Cabe destacar que, al momento de la realización delictiva de este préstamo a su persona, la capacidad adquisitiva del peso se encontraba en una gran oportunidad, por tanto, la situación económica del país era otra.

La mecanización de la recaudación finalizaba con la construcción de edificios con departamentos que, a su vez, obligaban a los empleados de Uncaus, de Issuncaus y de la fundación Uncaus, a adquirirlos con plan de financiamiento con tasas usureras.

La fragmentación del poder, el abuso repetitivo de la autoridad, la manipulación a nombre personal del dinero y bienes del erario público, y el sinfín de erogaciones simuladas de la fundación Uncaus con múltiples empresas creadas al efecto, como Prisma S.A. que realizaba servicios con sus ambulancias en la UME Uncaus, propiedad de Enzo Judis y Marcelo Sang, cuyas ambulancias se encuentran escondidas en las instalaciones de la empresa de Omar Judis, ClimaChaco, propiedad de su testaferro y amigo German Derka.

El inmueble que ocupa como sede la empresa ClimaChaco es de propiedad de Omar Judis, quien utilizó las artimañas legales y financieras para que la misma sea parte de la recaudación fraudulenta.

Éstas son algunas de las situaciones delictivas que se lo acusaría a Enzo Judis, antes de ocupar un lugar en el banquillo de acusado frente al TOF de Resistencia, donde es juzgado por los delitos de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas” (en 17 hechos); abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público; fraude en perjuicio de la Administración Pública reiterada (en 6 hechos), peculado (en 59 hechos) y cohecho (en 3 hechos), todos en concurso real, iniciada a partir de una denuncia de la exdiputada provincial por Cambiemos, Ana María Canata.

Lectores: 519

Envianos tu comentario