Judiciales y Policiales
Contra la prisión preventiva

Rechazaron la apelación del abogado de Barrientos en el caso Johana González

El juez Héctor Felipe Geijo declaró inadmisible el recurso impulsado por el abogado Juan Ignacio Moreno y el imputado Mario Barrientos continuará detenido.

La Cámara de Apelaciones declaró inadmisible el recurso de apelación de la defensa de Mario Barrientos contra la prisión preventiva que resolvió a fines de junio Nelia Velázquez, la fiscal que investiga el atroz femicidio de Johana González, a quien encontraron descuartizada en una laguna cercana al domicilio del único imputado en el hecho, en Resistencia.

El juez Héctor Felipe Geijo de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Provincia del Chaco declaró este miércoles formalmente inadmisible el recurso de apelación presentado por el abogado Juan Ignacio Moreno, en representación de Barrientos, imputado por homicidio doblemente calificado por vínculo y contexto de violencia de género.

Moreno había indicado que los fundamentos del recurso contra la prisión preventiva los iba a exponer en la audiencia oral que se fijó a tal efecto.

Según lo establecido por la Cámara, la inadmisibilidad del recurso se fundamenta en la falta de especificación clara de los puntos de la decisión impugnados, requisito esencial. Esto implica que el recurso no cumplió con la formalidad necesaria para ser considerado por la Alzada. En palabras del tribunal, "la ausencia de la descripción precisa de los puntos impugnados impide el avance del recurso, al no delimitar correctamente el alcance del agravio".

De esta manera, Barrientos continuará en prisión por femicidio de Johana una joven de 30 años de Fontana que a fines de mayo fue buscada durante 10 días en el Gran Resistencia y finalmente encontrada sin vida en una laguna de Villa Seitor el pasado 1 de junio. La principal línea de investigación de la fiscalía, apunta a que el imputado asesinó a la víctima el mismo día de su desaparición.

La madre de González reportó su ausencia el viernes 24 de mayo, indicando que la vio por última vez la noche del martes 21. Las cámaras de seguridad mostraron a Barrientos sacando varias bolsas de su casa la madrugada del 22, lo cual sustenta la teoría de la fiscal.

En todo este proceso, dos testimonios fueron claves: el hermano de Johana, quien vio a Barrientos sucio el día de la desaparición, y una amiga de Johana, que corrigió su declaración inicial, señalando haberla visto por última vez el 17 de mayo. Este testimonio, junto con los videos de seguridad, impulsó los rastrillajes que llevaron al hallazgo del cuerpo desmembrado.

Lectores: 343

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: