Panorama Político Chaqueño
Nuevo esquema

Preocupación en la UCR: crece la disputa interna entre Zdero y los referentes de Convergencia Social

La interna entre Leandro Zdero y los referentes de Convergencia Social preocupan al radicalismo. (Dibujo: NOVA)

Desde que comenzó meses atrás la danza de precandidaturas para los comicios del año que viene, en el radicalismo chaqueño se recrudeció una histórica disputa interna entre los principales referentes históricos de Convergencia Social y los sectores que apoyan a Leandro Zdero, quién meses atrás se cortó solo y anunció oficialmente que tiene aspiraciones de luchar por la gobernación de la provincia del Chaco.

El malestar se generó porque desde el núcleo histórico de la UCR provincial consideran que la prematura decisión del zorro atenta contra los intereses del conjunto.

Luego de la pandemia y las complicaciones que esta le trajo a la gestión de Jorge Capitanich, desde el radicalismo veían con buenos ojos que el diputado provincial Carilindo enfoque sus cañones a la intendencia de Resistencia, algo que también se veía accesible luego de la criticada gestión de Gustavo Martínez.

Es que con un posible triunfo en la capital, la brecha para ir en busca del batacazo provincial se reducía considerablemente.

Tras el anuncio público del Zorro, fueron Carim Peche y Juan Carlos Polini los que salieron al cruce y comenzaron a expresar su disconformidad por la actitud del resistenciano, la que considera totalmente egoísta e intransigente.

Todo esto realmente es preocupante porque antes de ir por el plato fuerte en las generales, tanto provinciales o municipales, es necesario avanzar con las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y la campaña proselitista para las mismas.

Muchos aseguran que las diferencias entre estos sectores del radicalismo son insalvables y que la interna partidaria nuevamente atentará contra las posibilidades que tiene la oposición para constituirse en una verdadera opción para el electorado chaqueño.

Por otro lado aún resta saber cuál será la posición de los caudillos radicales Ángel Rozas y Aída Ayala, que si bien se encuentran alejados de los flashes y los medios de comunicación, podrían optar por tener algún tipo de protagonismo en el escenario electoral que se avecina. Con Rozas alejado de la política, la que sí está insinuando que tiene interés de luchar nuevamente por Resistencia es la ex intendenta capitalina que estuvo involucrada en las causas de lavado de activos.

Por las calles de Resistencia ya se está llevando adelante una campaña de publicidad estática en la que plantean que Aída es buena opción para el 2023. Habrá que ver si no aparece un nuevo carpetazo y si las encuestas arrojan números positivos para un lanzamiento oficial de cara a las PASO que se podrían llevar adelante en febrero o marzo.

Lectores: 900

Envianos tu comentario