Panorama Político Chaqueño
Y arrancó con el izquierdo

¿Pateó el tablero?: Peppo puso primera en el "oficialismo" y ya se notan diferencias

El ex gobernador Domingo Peppo primereo a todos y lanzó su candidatura apoyando a Alberto Fernández, y desairando a Capitanich y Gustavo Martínez. (Dibujo: NOVA)

Arrancó el mes de julio y cuando parecía que sólo la oposición tenía puesta la mirada en el 2023, desde el Justicialismo se empezaron a mover para no quedar atrás en la frenética carrera por buscar agarrar un sillón de lo que sea en las próximas elecciones para gobernador, intendentes y diputados en la provincia del Chaco.

Lejos quedaron las declaraciones del actual gobernador Jorge Capitanich sobre que sus aspiraciones van a ser buscar formar parte de una fórmula presidenciable el próxima año, y del intendente de Resistencia Gustavo Martínez, justamente, que si “Coki” busca un puesto nacional, él sería candidato a gobernador por su espacio Corriente de Expresión Renovada (CER).

Pero hablamos de una “frenética carrera”, porque el que picó en punta y los “primereo”, fue el ex gobernador de la provincia y actual Embajador de Argentina en Paraguay, Domingo Peppo. Con voces a favor y voces en contra, “Mingo” lanzó su campaña en Villa Ángela, sin dudas su cuna política en territorio chaqueño.

Conocido por sus caminatas de campaña con unas zapatillas blancas, Peppo ya metió la pata en el primer charco de barro que encontró al momento de su postulación: marcó su apoyo a una posible búsqueda de reelección del presidente Alberto Fernández. “Espero poder ser gobernador con un presidente del mismo signo político como lo es Alberto Fernández y poder seguir entregando toda mi convicción y humildad para resolver los problemas de todos los chaqueños” manifestó, y luego tuvo que ir a lavar los “championes”.

Durante su discurso, “Mingo” planteó un proyecto político en base a cinco ejes: educación, salud, seguridad, trabajo genuino y ambiente. Sin dejar de lado la igualdad de género, la reconversión de planes sociales en empleo y la eliminación de los piquetes. Pero lo que sí dejó de lado, es dar explicaciones de las causas judiciales que rodean lo que fue su gestión al frente del Ejecutivo provincial entre 2015 y 2019.

Mientras tanto, Gustavo Martínez llevó adelante durante varias jornadas una agenda por diferentes provincias con la Bienal de Esculturas 2022 como estandarte, pero también para empezar a tirar los hilos de cómo se vería una posible candidatura de cara al 2023, manteniendo diálogo con los gobernadores de Salta, Jujuy, Tucumán, entre otros. Al parecer, al intendente de Resistencia le empieza a quedar cómodo el mote de precandidato.

Pero a todo esto, ¿qué dice el gobernador? Prácticamente no sintió ni cosquillas… Preocupado por la situación nacional y el cimbronazo que significó la renuncia de Martín Guzmán, y la asunción de Silvina Batakis al frente del Ministerio de Economía de la Nación, “Coki” parece ya haberse colocado el chip de correr la maratón hacia las presidenciales, con la venia de la vicepresidente Cristina Kirchner, y no de las provinciales en el 2023.

La oposición había arrancado su carrera interna hace unas semanas, lo que ya significó más de un cortocircuito entre referentes; pero ahora se suma el oficialismo con una lucha que promete dar pelea hasta en los programas de chimentos más importantes para no quedar lejos en el murmullo social.

Lectores: 906

Envianos tu comentario