Panorama Político Chaqueño
Elecciones 2021

Noviembre cada vez más cerca y desde el peronismo salen a quemar las naves para ir en busca de la revancha

Resistencia será clave el próximo 14 de noviembre, por lo que Gustavo Martínez y Leandro Zdero saldrán a matar o morir para definir quién controlará en el futuro a la capital chaqueña. (Dibujo: NOVA)

Tras los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) la realidad política de la provincia cambió rotundamente. Lo que parecía una gestión controlada por las “buenas” decisiones tomadas para combatir a la pandemia de coronavirus y una campaña nacional de vacunación, en un abrir y cerrar de ojos, se convirtió en una verdadera pesadilla que desestabilizó al oficialismo provincial. Esto provocó serios cambios a la hora de encarar la campaña proselitista para las generales de noviembre, en donde los intendentes recibieron toda la responsabilidad para tratar de revertir la situación.

Es por eso, que el golpeado gobernador Jorge Capitanich habría liberado la canilla de recursos financieros a los jefes comunales para que redoblen esfuerzos y salgan en busca del batacazo. Esto no habría caído bien en muchos sectores del peronismo chaqueño que, curado de espanto, consideran que el gobernador solamente está intentando endosar el muerto a los intendentes para tratar de quedar lo más limpio posible luego del 14 de noviembre. Con el ojo puesto en una complicada reelección luego de los resultados de las últimas PASO, muchos ya comienzan a jugarse la cabeza y tratan de evitar la marea de Juntos por el Cambio que se hizo sentir en todo el país.

Los resultados de las elecciones en el Chaco se comienzan a definir con la disputa en Resistencia, por lo que no resulta extraño que Gustavo Martínez haya recibido la luz verde de Coqui para acelerar a fondo faltando aún 45 días para los comicios. El aplastante resultado obtenido por Leandro “El Zorro” Zdero en casi todos los circuitos electorales capitalinos dejan bien claro que remontar la situación será realmente difícil. En noviembre no solo se definirá el futuro de la Legislatura chaqueña, sino que también se comenzará a definir el panorama para el 2023 en donde el Zdero sería número puesto para que el radicalismo vaya por la recuperación del municipio capitalino, o porque no, para mandarse de cabeza por algo más si continúa la debacle de la gestión de Alberto Fernández y éste se lleve prendido del saco a un Capitanich al que no se lo ve bien en la actualidad.

Y si esto no es así, resulta muy dificultoso explicar cómo aumenta cada día el repudio de distintos sectores a la gestión provincial, con docentes, estatales, policías y jubilados cada vez más disconformes con la política salarial encarada por el montenegrino. Un claro ejemplo fue lo ocurrido en un paraje cercano a Los Frentones en donde el gobernador fue apretado por docentes y prácticamente linchado por los alumnos que reclamaban por supuestas promesas incumplidas. Ese video que se viralizó por redes sociales, se constituyó en una profunda daga que perforó la coraza mediática del mandatario provincial que hasta antes de las PASO gozaba cierta protección mediática.

No es casualidad de que semanas atrás se haya barajado la posibilidad de que el gobernador se traslade a la Casa Rosada en una nueva travesía nacional, algo que lógicamente que, rápidamente descartado por su círculo íntimo, pero que sin dudas era lo realmente deseado por un Capitanich al que se lo nota desgastado y con ganas de mandarse a mudar, cansado de la inoperancia de su equipo de trabajo que lo sigue dejando expuesto y como blanco de todas las críticas.

Lectores: 593

Envianos tu comentario