La Provincia
¿Un Ministro involucrado?

La prostitución y sus niveles en la provincia

Se desconoce como las hermanas Trabalón ingresaron al “negocio” de la prostitución y las drogas “recreativas”.
Clara apología al consumo de sustancias. ¿Cómo un menor de 5 años podría estar con estas mujeres?

Sería hipócrita pensar que no hay prostitución en la provincia, en la ciudad de Resistencia, pero los pensamientos así son los que predominan, y cuando una que otra vez sale a la luz algún caso ligado a tratas de personas, como semanas atrás las mujeres que eran prostituidas en el Hotel Luxor de Resistencia.

Según versiones oficiales, no prestaron declaración ni reconocieron ejercer la profesión más antigua del mundo. Los hechos son diametralmente opuestos. Todas pidieron ser rescatadas, pero no por las personas que las pusieron allí.

Hay una conexión, un hilo conductor muy muy finito entre el poder y la explotación sexual. Son mujeres jóvenes víctimas de violencia de género la mayoría, otras del interior de la provincia, demasiado jovencitas algunas y explotadas sin recursos para salir de ese infierno.

En el caso de personas como Florencia Trabalón y su hermana, tenían la oportunidad de estudiar una carrera, desarrollarse como profesionales. Con más razón su par, quien fue madre y tuvo la ventaja que la familia paterna del niño siempre le prestó soporte de todo tipo, económico, inmobiliario y emocional.

No solo porque les interesara el niño, sino también la salud mental de su madre, que sabido es, sufre desordenes psiquiátricos y consumo problemático de sustancias. Lo mismo sufre su Florencia, quien reside en España.

Se desconoce como las hermanas Trabalón ingresaron al “negocio” de la prostitución y las drogas “recreativas”. Debió ser apadrinada por alguien con mucho poder, tanto económico como político. Ya que Florencia ejercía de meretriz, tenía otras chicas a su cargo para los servicios sexuales, ya sea en plataformas virtuales como citas presenciales.

Ostentaba una cartera importante de clientes, gente poderosa como políticos, presentadores radiales, jueces, abogados y empresarios que recurrían a sus servicios para escapar de sus tediosas realidades.

Ciertamente, las amenazas de Florencia hacia la familia paterna del niño, hijo de su hermana, que jamás lo volverían a ver ni saber de él, ya que ella tenía pensado llevárselo a España junto a su madre. Ambas en el mismo negocio de la prostitución. Pero ¿qué harían con un niñito de 5 años en otro país?

Un niño al que después que su hermana se alejara del padre del infante y su familia, no tuvo un centro de vida fijo y mucho menos sano. Ha convivido con su hermano que tiene problemas de agresividad, provocados por consumo de alcohol y sustancias.

Lectores: 1629

Envianos tu comentario