Judiciales y Policiales
“El rigor de la ley”

¿Hay esperanzas con la Justicia chaqueña?

La jueza Claudia Karina Feldman, titular del Juzgado de Menores y Familia 1.
Patricia Saa, titular del Juzgado de Menores y Familia 2.
Laura Varela, titular del Juzgado de Menores y Familia 5.
Laura Parmetler, titular del Juzgado de Menores y Familia 6.

Esta pregunta ronda la cabeza de cientos de padres y madres damnificados por el accionar de las juezas del fuero de Menores y Familia y las integrantes del Equipo Interdisciplinario: el grupo de “Las Chicas Champagne“, del cual también son miembros el Procurador General de la provincia del Chaco, Jorge Canteros, íntimo amigo del contador Rubén Piceda, entre otros, padre de Melisa Piceda, protegida de la doctora María Julia Piedrabuena y la jueza Patricia Saa, con seis causas penales por impedimento de contacto con requerimiento de elevación a juicio en Chaco, prisión preventiva dictada en la provincia de Corrientes y… aquí no ha pasado nada, la obstrucción sigue.

Otro caso emblemático que tiene nuevamente a Saa como protagonista y a “Las Amigas“ del Equipo Interdisciplinario, es el de la madre obstructora Cinthia “La Peque” Ramírez, que hace más de 3 años tiene cautivo y alejado absolutamente del contacto con su padre al niño, y cada vez que concurren al Equipo Interdisciplinario para la revinculación paterno filial, a la “Peque” se le ocurren más formas de seguir obstruyendo y, aparentemente, el niño sería víctima de SAP (Síndrome de Alienación Parental), así también como de maltratos físicos, si acaso demostrara que quiere a su padre, como él genuinamente lo siente.

El mismo Equipo pidió a uno de los peritos mas reconocido del medio que les “simplifique” el informe que no se entendía, ese informe que apuntaba a una revinculación de una madre que hace más de dos años le arrancaron a su hija. La causa reside en el Juzgado de Menores y Familia (JMF) 5, a cargo de la doctora Laura Varela. Allí, también reside un caso que genera más impotencia aún: el doctor Theodorou Kodama denunció falsamente al pare de la beba de 8 meses de su cliente, denuncia propias de un guion de cine para excluir al hombre de la vida de la bebé, una de las víctimas más jóvenes de este sistema perverso.

Saltemos al JMF 1, a cargo de Claudia Karina Feldman, jueza garantista y complaciente a los intereses de padres como Diego Gutiérrez, que ya despojó con argucia, mentiras y emboscadas, asistido por su abogada y amiga María Julia Piedrabuena, a la madre de sus hijos, quien pidió habilitación de ferias y días inhábiles, le urge que dictamine Feldman la revinculación materno filial, quiere ver a su hijo, saber cómo está, no sabe nada de él y Feldman se sabe que es una de las juezas más crueles.

Hay incluso estadísticas de casos donde han intervenido Karina Feldman y su Asesora estrella Natalia Facchin, que acabaron con la vida de dos personas o más, madres que tomaron la drástica decisión de quitarse la vida después de padecer años de maltratos institucionales y la ausencia de sus hijos, no porque estuvieran locas, sino por el acoso que ejercen, que es tan brutal e invasivo que anula todo razonamiento.

Karina Feldman jamás admitirá que Pablo González le ha tirado el vehículo encima a su ex esposa y a su hija en común, las ha amenazado de muerte y, cuando esto fue expuesto ante la Jueza, la devolución que recibió esta madre de parte de Karina Feldman fueron gritos, agresiones y tratarla de desquiciada.

En el caso Juan Mateo Cassiet, que otorgó la custodia exclusiva de una menor de 4 años a un progenitor probado violento y con antecedentes que ella, la Jueza Karina Feldman, dijo desconocer, de forma antojadiza porque cuando el abogado patrocinante de la contraparte fue con las pruebas para proteger a la niña y que quede con su madre, la Jueza lo echó a los gritos, la firma de la prepotencia y la soberbia que porta esta Jueza, y durante 73 días madre e hija permanecieron juntas, en buen estado psico-emocional, alejadas de su centro de vida, pues hasta un allanamiento con la sabueso Facchin a la cabeza se produjo, órdenes de captura a la madre, denuncias penales, que hoy en día son todas probadas falsas por parte del progenitor violento Cassiet.

Todos estos padecimientos y más, son “necesarios” hacen sentir “el rigor de la ley” a las personas equivocadas, ¿qué hacen con las y los falsos denunciantes? ¿Les cabe alguna pena? ¿Un reto aunque más no sea? La respuesta es no, y ¿por qué no? Pues porque a estas juezas y a las célebres integrantes del Equipo Interdisciplinario no les importa nada, solo cobrar sus jugosos haberes, gozar de sus vacaciones y, en algunos casos, beneficios extras por negociar la vida de los niños.

Lectores: 955

Envianos tu comentario