Panorama Político Chaqueño
Repartija de cargos

Gustavito ganó la pulseada y el CER se quedó con la presidencia de la Cámara de Diputados

Elida Cuesta iniciará su tercer mandato al frente de la Legislatura y Hugo Sager todavía no puede creer como le soltaron la mano para dejarlo en el llano. (Dibujo: NOVA)

Nuevamente el peronismo chaqueño atraviesa una etapa de unidad partidaria y esto quedó claramente evidenciado tras la jura de Elida Cuesta como nueva presidenta de la Legislatura chaqueña. Lo que parecía imposible meses atrás y que comenzó a hacerse realidad antes de las elecciones de medio término y hoy es realidad, Jorge Capitanich y Gustavo Martínez, cerraron nuevamente las filas y concretaron un nuevo acuerdo político que les brindará tranquilidad de cara a los dos años que se vienen.

Este pacto comenzó a charlarse semanas previas a las elecciones generales de noviembre, en donde el mismísimo gobernador prometió la presidencia de la Cámara de Diputados al CER, si se lograban mejorar sustancialmente los malos resultados de las PASO en Resistencia. Tras una intensa campaña proselitista, en donde se entregaron recursos económicos a mansalva, el intendente capitalino logró achicar notoriamente la diferencia y esto permitió un ajustado triunfo del Frente de Todos en la provincia para sellar definitivamente lo acordado.

A pesar de la resistencia de un amplio sector interno del coquismo, Ely Cuesta juró. La jugada se conoció públicamente a principios de esta semana, hicieron falta varias reuniones para poder ratificar el acuerdo entre Coqui y Gustavito. Mientras tanto Hugo Sager se mantenía firme con su intención de renovar su mandato, algo que desde su círculo íntimo daban por hecho y que luego cayó como un baldazo de agua fría. Allegados al ex intendente de Puerto Tirol filtraron que el malestar del bioquímico es muy notorio y reprochan la falta de apoyo político del gobernador para retener la presidencia de la Cámara de Diputados.

¿Y qué pasó con la vicepresidencia primera?

Dentro del pacto acordado en los días previos a la sesión preparatoria, también se habría resuelto que el radicalismo se quedaría con la vicepresidencia primera. Tras la elección de Cuesta, el kamikaze Juan José Bergia fue el encargado de postular a Jaime Parra Moreno para ocupar ese cargo en la nueva conformación legislativa e incluir también al Frente Integrador en el acuerdo oficialista.

Inmediatamente Carim Peche pidió la palabra y propuso a Leandro Zdero como vicepresidente, basándose en los viejos postulados legislativos que establecen la repartija de cargos de acuerdo a los resultados de las últimas elecciones. Por este motivo, se procedió a realizarse la votación nominal y a pesar de los berrinches de los legisladores radicales y del PRO, así como del inesperado apoyo de la peronista Claudia Panzardi, el oficialismo logró torcer el brazo a la oposición y el delfín de Chiyo Bacileff Ivanoff quedó designado como vicepresidente primero.

Siguiendo con los formalismos de una preparatoria tranquila, posteriormente se procedió a elegir a Leandro Zdero como vicepresidente segundo, con el apoyo unánime de los legisladores y en medio de una catarata de reproches de una oposición ofuscada por el ninguneo del Frente de Todos.

Lectores: 706

Envianos tu comentario