Panorama Político Chaqueño
¿Quién pegará más fuerte?

Equipo que gana, ¿no se toca? El oficialismo se plantaría en no modificar el diagrama actual

Jorge Milton Capitanich y Gustavo Martínez se plantaron en sus rincones, y la pelea por el sillón de Casa de Gobierno ya comenzó a sumar puntos en las tarjetas. (Dibujo: NOVA)

Cuando aún no repercutió en los matutinos, vespertinos y nocturnos, la noticia de intento de magnicidio de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el “run run” de la política sonaba en otros decibeles en la provincia del Chaco.

Algo que comenzó hace unas semanas, pero que cobró fuerza en el cierre de agosto, tiene que ver con que los dos referentes más grandes del Justicialismo provincial: Jorge Milton Capitanich y Gustavo Martínez, se plantarían en su postura.

¿Y qué sería plantarse? Que sin importar lo que decida hacer Martínez con su candidatura a gobernador ya lanzada, el actual primer mandatario de la provincia decidiría repetir la fórmula con Analía Rach Quiroga para la reelección. El equipo que gana, ¿no se toca? Parece ser la intención de “Coki”, que tiene la intención de que Martínez busque retener la intendencia de Resistencia.

Pero en esa misma impronta, de confrontar, estaría Martínez… Que se encontraría plantado en la decisión de buscar ser gobernador de la provincia del Chaco, dejando de lado la intención de Capitanich de “pisar” su ascenso por cuatro años más. En los pasillos de la Municipalidad de Resistencia se habría escuchado un estruendo hace unos días, donde el eco dijo: “El momento es ahora”.

Tras las elecciones legislativas de 2021, ambos actores habrían tomado una postura de “hacer la suya”. ¿Por qué? Capitanich siente ser abanderado de un espacio donde todos se esconden detrás de la enseña que porta, ya que, tomando como referencia los últimos comicios, “Coki” sintió que continúa jugando sólo.

Sin acompañamiento de legisladores, integrantes del gabinete y mucho menos de los intendentes, Capitanich tuvo que apelar a un cimbronazo, como fue la caída en las PASO, para poder “despertar” a todos los dormidos que estaban detrás de la bandera.

Por su parte, Martínez está en esa, en la que es “su momento” y quiere ser gobernador. ¿Cómo puede lograrlo? Ampliando una “alianza” que intentó experimentar con su frente Corriente de Expresión Renovadora (CER), donde sumó integrantes de la Unión Cívica Radical de Resistencia que se fueron desenamorando con los “ideales” de los actuales conductores.

Este diagrama se podría ampliar al territorio provincial, generando un espacio de opción local, que pueda darle la oportunidad de ascender, sin depender de la venia de “Coki”, y sin olvidar que cuenta con el poder de su esposa, Élida Cuesta, al mando del Legislativo provincial, y desde donde puede jugar un papel fundamental.

Lo que más le “sumaría” a Martínez en la “tarjeta final” de la “pelea”, es que puede plantear un apoyo político a nivel nacional, ya que cuenta con una relación cerca a Horacio Rodríguez Larreta, una figura altamente positiva de cara a las presidenciables, que estaría dispuesto a jugar un papel fundamental como imagen atractiva para votos en lo territorial en el Chaco.

Así las cosas en los pasillos del Justicialismo provincial, habría que estar atentos para que esquina del “ring” se inclina el ex gobernador Domingo Peppo, que ya lanzó su candidatura, pero que aislado de muchos “compañeros” por lo sucedido en su gestión, debería ir en busca de una unidad como imagen principal o secundaria para poder ser parte de un gabinete, entendiendo que por fuerza propia casi se quedó sólo internamente, por “salvarse” sólo de los innumerables “lavados” que se conocieron tras el cumplimiento de su Gobierno.

Lectores: 803

Envianos tu comentario