Opinión
Carlos Martínez

En medio de la desocupación y pobreza extrema, la ministra Cavana abona el discurso de la persecución y represión

Carlos Martínez habla de las acciones de la ministra de Desarrollo Social.

Carlos Martínez

(Presidente del Movimiento Libres del Sur-Chaco)

Hay algo que se repite cada vez que los gobiernos que fueron votados para llevar adelante una agenda progresista y popular traicionan sus promesas electorales (y a sus votantes) y deciden aplicar los fracasados planes de ajuste del FMI . Y es que no solo “compran” las recetas recesivas ortodoxas de aquel organismo internacional sino también el discurso liso y llano de la derecha, respecto a que quienes reclaman por trabajo, por salir de la pobreza, por la recuperación de sus salarios, tienen accionar con “fines políticos” (-Emilio- Pérsico) , o que son vagos que interrumpen el tránsito (-Juan- Zabaleta) o, recientemente, sujetos extorsionadores a quienes hay que enfrentar porque “no dejan trabajar a la gente”, como expresó hace unas horas la ministra de Desarrollo Social de Chaco, (Pía) Chiacchio Cavana.

Estos discursos estigmatizantes , excluyentes y amenazantes hacia los humildes que luchan por no resignarse a un destino de pobreza, indigencia y falta de trabajo, comunes en la época del macrismo y muy usados en la actualidad por dirigentes de la ultraderecha como (Javier) Milei , causan más vergüenza aun cuando salen de la boca de una funcionaria provincial a cargo de un área que tiene que ocuparse de solucionar el gran drama de ser el gran Resistencia el segundo conglomerado más pobre de la Argentina, con el 52 por ciento de pobreza y el 16 por ciento de indigencia de nuestros ciudadanos.

Chiacchio Cavana copia los argumentos de Zabaleta en el sentido de no ampliar el Potenciar Trabajo porque “la gente debe trabajar”. La señora ministra debería informarse y saber que la desocupación creció en el área metropolitana de nuestra provincia hasta transformarse actualmente en la segunda más alta del país, y que los escasos empleos conseguidos son no registrados, con ingresos paupérrimos que, aniquilados por la inflación, no permiten llegar a fin de mes a miles de familias chaqueñas, obligadas a alimentarse en los comedores comunitarios de las mismas organizaciones sociales defenestradas y discriminadas por la señora Cavana.

También imita a Zabaleta la señora ministra cuando pretende contraponer la entrega de herramientas y materiales a la percepción de ingresos derivados del Potenciar Trabajo, cuando se sabe que hoy, sin el apoyo del Estado, los emprendimientos de la Economía Popular o se paralizan o no pueden funcionar. Respecto a esto, si hubiese aparecido a visitar a las familias acampantes en esas noches de frío, seguramente se hubiera enterado de que la mayoría trabaja en proyectos productivos o de servicios, aparte de hacer changas para poder sobrevivir, puesto que sus ingresos difícilmente se aproximen a los de la señora funcionaria.

Nos resulta difícil creer que estas declaraciones amenazantes, comunes en funcionarios del gobierno de (Fernando) De la Rúa, que dejaron 31 muertos al pueblo argentino, sean una casualidad sino que forman parte de una operatoria destinada a introducir ideas reaccionarias y represivas de derecha en la sociedad chaqueña, como una única respuesta a las legítimas demandas de una sociedad empobrecida.

Condenamos enérgicamente las declaraciones de esta funcionaria del gobierno provincial, contrarias al derecho constitucional de peticionar ante las autoridades y de obtener respuesta de estas y convocamos a todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales y de Derechos Humanos a no dejarlas pasar y a rechazarlas, así como a reafirmar el derecho de nuestra población a una vida digna, con trabajo y acceso real a los derechos que hoy le son negados por una política de ajuste.

Lectores: 1143

Envianos tu comentario