Panorama Político Chaqueño
Pican en punta

El radicalismo calienta motores y continúa firme para dar pelea en las elecciones del año que viene

Carim Peche y Leandro Zdero son los principales aspirantes para luchar por un lugar en la fórmula gubernamental del 2023. (Dibujo: NOVA)

Desde hace semanas que se viene barajando que se podría precipitar el proceso electoral del año que viene, tanto a nivel nacional como provincial. Esto, lógicamente, convertiría al 2022 en un año totalmente atípico y que dejaría al descubierto con mucha anticipación las verdaderas aspiraciones de los principales dirigentes políticos.

En el oficialismo solamente Gustavo Martínez fue el que copó la parada y ya declaró que tiene serias intenciones de ir en busca de la reelección en la intendencia de Resistencia. El máximo caudillo peronista del Chaco, Jorge “Coki” Capitanich, si bien coqueteó con la posibilidad de iniciar una odisea para pelear por una candidatura presidencial, todavía no blanqueó su situación y sigue sin dar mayores detalles.

Algo similar ocurre en el radicalismo con dos de sus pesos pesados. Por un lado, tenemos a Carim Peche que salió públicamente a confirmar nuevamente sus intenciones para aspirar a la gobernación el año que viene.

El saenzpeñense sigue con la mira puesta en la Casa de Gobierno y aprovecha la travesía itinerante de la Cámara de Diputados para continuar en la búsqueda de adeptos que lo conviertan en una verdadera alternativa para darle lucha a una hipotética reelección del actual gobernador.

En la Unión Cívica Radical (UCR) otro de los dirigentes con alto perfil es el Leandro “El Zorro” Zdero, que continúa a sol y sombra con una campaña proselitista permanente con mucha presencia en los medios de comunicación, redes sociales y con un incansable recorrida por diversos puntos de la provincia.

Si bien todavía no definió si luchará por la intendencia de Resistencia o por el plato fuerte de la gobernación, el ex pupilo de Aída Ayala sigue pidiendo pista y es número fijo para formar parte de la boleta radical del año que viene.

Vale la pena aclarar que Aída también comenzó a ser tema de conversación en la oposición. A pesar de los carpetazos, causas judiciales nacionales y la derrota electoral que tiene encima, al parecer la ex intendenta capitalina quiere volver al ruedo con todo y dar pelea interna en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para intentar un batacazo.

Lógicamente que desde Convergencia Social se la siguen teniendo jurada, por lo que el Ángel Rozas y el núcleo duro del radicalismo ortodoxo van a salir a matarla para que no tenga ningún tipo de chances de aspirar a un cargo en 2023.

Otro de los que suena en la UCR pero con menor impulso, es el diputado provincial Alejandro Aradas, que está dispuesto a cruzarte con Gustavito Martínez o quién sea para intentar convertirse en alternativa para Resistencia.

Falta mucho pero también falta poco para las etapas decisivas, ya que la precipitación del calendario electoral para febrero o marzo podría trasladar la época de definiciones a noviembre o diciembre de este año. Así que no extrañaría que las disputas internas por una precandidatura no se conviertan en moneda común, todo en medio de una crisis financiera profunda que se puede llevar puesto a cualquier.

Lectores: 735

Envianos tu comentario