Panorama Político Chaqueño
Se borraron contentos

El fraude va y viene: la oposición reclama por las leyes impuestas, pero festeja las "vacaciones"

Tras el despelote de la sesión pasada, la Legislatura ya está de vacaciones porque canceló la última sesión ordinaria por el crecimiento de casos de Covid. (Dibujo: NOVA)

Cuando se acercan tiempos donde florece el amor y la esperanza de emprender un nuevo camino hacia un mundo mejor, la política demuestra cada vez más que va a contramano de la necesidad de la gente.

Una clara muestra de esto es la Legislatura chaqueña, que descaradamente suspendió la última sesión ordinaria del año, donde seguramente iba a continuar la discusión por la sanción de leyes que modifican el panorama político del 2023, y ya comenzó las extensas vacaciones hasta marzo.

¿Y por qué hablamos de clara muestra? Porque lejos de que los sectores reclamen poder sesionar, y de esa manera tener que trabajar en la discusión de nuevas leyes en busca del bien común, siguen estancados en la discusión política por la aprobación de las leyes que suspenden por el término de un año la realización de las PASO en la provincia y de la aplicación de las listas colectoras en las Generales.

En ese contexto, desde el bloque radical se manifestaron públicamente y señalaron que avanzarán en presentaciones judiciales para reclamar la “nulidad” de lo aprobado en la última sesión, asegurando tener pruebas contundentes y precedentes que lo demuestran. Y sin titubear, apuntaron: "El gobernador Jorge Capitanich y el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, modificaron el proceso electoral, fueron acciones anticonstitucionales, en búsqueda de generar una fuerza política que repare los problemas internos en el PJ".

Claramente, en la oposición caló hondo la aprobación de las medidas tras dar quórum en la última sesión y buscarán hasta las últimas instancias revertir la situación. Pero lo que no reclamaron los diputados Gustavo Corradi, Carim Peche, Alejandro Aradas, Livio Gutiérrez y Sebastián Lazarini en conferencia de prensa, donde los acompañó el diputado nacional Juan Carlos Polini, es la suspensión de la última sesión ordinaria del año, que debía llevarse a cabo este miércoles 14. ¿Les queda bien estar de vacaciones muchachos?

Sucede que, apelando al viejo e histórico pretexto del “contexto social por la pandemia que reina en el mundo”, la Legislatura dispuso la suspensión de lo que debía ser la última sesión ordinaria del año. Pero claro está, lograron la imposición de leyes para configurar un contexto electoral que servía para los sectores que habían acordado, y se aprobó el Presupuesto del próximo año que mantenía en vilo a más de uno, entonces dijeron: ¿Para qué seguir trabajando? ¿No?

De todas maneras, vale reconocer que uno de los “considerandos públicos” para la suspensión de las PASO si cuenta con la aprobación de todos y cada uno de los vecinos, ya que se manifestaba que "a esta altura la gente está un poco cansada de los políticos, porque en muchos casos no los ve como el medio para resolver sus problemas", teniendo que corregir solamente la parte que señala “en muchos casos”, por no decir que en todos…

En definitiva, la última sesión ordinaria que se pudo realizar fue un despelote y todos los sectores tuvieron su minuto de fama al aprobar o reclamar por dicha aprobación, y ahora ya están de vacaciones, por lo que queda a las claras una vez que poco le importa lo que sucede puertas hacia afuera del recinto “Deolindo Felipe Bittel”, desestimando los pedidos de los vecinos por la agobiante inflación y la falta de decisión política para luchar por eso o contra los piquetes, por mencionar algunos de los mayores reclamos.

Lectores: 769

Envianos tu comentario