Panorama Político Chaqueño
Puro humo

El Frente Grande sigue haciendo de las suyas sin caudal de votos y con solamente una cáscara partidaria

La diputada Teresa Cubells justifica su sueldo presentando solo iniciativas en cuestiones de género y de derechos humanos, así como también castigando a los adversarios políticos internos y externos. (Dibujo: NOVA)

La política chaqueña está repleta de situaciones paradójicas y hasta inexplicables. Dirigentes que saltan de un partido a otro y alianzas absurdas entre fuerzas antagónicas siempre fueron moneda corriente en tierras chaqueñas.

Pero lo que realmente llama poderosamente la atención es el protagonismo que elección tras elección mantiene vigente el Frente Grande. La máquina de "obstruir" sigue vigente y sirve para mantener vivo una caja política permanente para rédito propio.

Sin una estructura partidaria que apuntale el trabajo y con solo un pequeño grupo de dirigentes que se reparten cada 4 años las candidaturas que lograr gracias a la necesidad de mantener un esquema electoral frentista. Esta fuerza política mantiene su presencia en la Cámara de Diputados del Chaco y en el Concejo Municipal de Resistencia con dirigentes colocados a dedo, ya sea por su cercanía y pleitesía a los caudillos de turno, o por tener la suerte de ser esposa "de".

Si no fuera por la necesaria pantalla de mantener vigente un frente político constituido por distintas fuerzas, el Frente Grande jamás lograría la epopeya de ganar una banca en la Legislatura.

En las últimas elecciones provinciales y nacionales que participó de manera individual, nunca cosechó una cantidad de votos que justifique el protagonismo legislativo que tiene desde hace más de una década.

Porque si merecimientos se trata, ni Daniel San Cristobal, ni Fabricio Bolatti y menos que nada la pañuelo verde Teresa Cubellls tienen la espalda política necesaria para ocupar una banca en la casa de la democracia por iniciativa propia.

Solamente tienen la suerte de haber sido beneficiados por el inexplicable apoyo de Jorge Milton Capitanich, que a dedo y con el reproche de gran parte del peronismo, decidió de manera autoritaria su inclusión en las listas para mantener vivo el verso del Frente de Todos.

¿Y que función cumplen en la Legislatura?

El rol que ocupa este partido aliando en la Cámara de Diputados es simple, levantar la mano obligadamente en iniciativas enviadas por el Ejecutivo provincial, castigar duramente a la oposición. Tanto interna como externa, así como adular de manera exagerada al kirchnerismo nacional como para poder mantener una fachada que años tras año siguen en franca caída libre.

Otra de las características es la de cumplir a rajatabla con un papel de defensores de la honestidad y transparencia, algo que no tienen en cuenta a la hora de analizar objetivamente las críticas a su líder político.

El claro ejemplo es la postura de por ejemplo Fabricio Bolatti como concejal de Resistencia, que cuando critica a su supuesto aliado del Frente de Todos, Gustavo Martínez, se olvida que muchas de sus denuncias son similares a las que el radicalismo realizaba entre el 2015 y 2019 contra el entonces jefe comunal Jorge Capitanich.

O la postura de la diputade Teresa Cubells que habla de poca austeridad y negligencia de la actual administración del Poder Legislativo y hace poco más de 7 meses avaló las desprolijidades de Hugo Sager al frente de la Casa de la Democracia en el gran negociado por el alquiler del edificio legislativo capitalino, en la calle José María Paz.

Como siempre el Frente Grande opera de manera selectiva respondiendo a sus propios intereses y el de ese reducido grupito de dirigentes, que desde hace más de una década se vienen repartiendo los carguitos que tienen a disposición para seguir viviendo a costas de las y los chaqueños, o "chaqueñes", como le gusta expresar a la diputada pañuelo verde.

Lectores: 876

Envianos tu comentario