Panorama Político Chaqueño
Preocupación total

El Covid no da tregua y se encienden las alarmas en la clase política

Capitanich defendió el plan de vacunación e insistió que la única alternativa para frenar la escalada de casos de Covid-19 es endurecer las restricciones.

Tras el papelón ocurrido el pasado jueves en donde de manera inexplicable se filtró un supuesto borrador de las medidas restrictivas que se iban adoptar desde este sábado, finalmente y luego de horas de intriga, el gobernador Jorge Capitanich confirmó la adhesión al decreto presidencial N° 334/2021 y anunció el paquete de restricciones que estarán vigentes en gran parte del Chaco hasta el 30 de mayo. A pesar del intento de desmentir el PDF que estuvo circulando por todos lados, las medias que se aplicarán son exactamente a las que decía el “borrador”, dejando en offside a un equipo de prensa gubernamental que no para de cometer errores y que está colmando la paciencia del mandatario chaqueño.

La situación epidemiológica en el Chaco está muy complicada y se estima que para este fin de semana estén ocupadas todas las camas de terapia intensiva en la provincia, encendiendo las alarmas que forzaron que el gobernador, a pesar de escuchar las quejas de múltiples sectores, decidiera adherir a las medidas nacional y endurecer los controles en todas las localidades con situación grave.

En presencia de las mismísima imagen de la virgen de Santa Rita, Capitanich volvió a pedir de manera casi desesperada la cooperación de los chaqueños con el cumplimiento de las disposiciones vigentes para lograr mitigar el aumento peligrosos de casos de Covid-19, al mismo tiempo que alertaba a la población que, esta vez, los trabajos de supervisión en distintos lugares de la provincia para garantizar la eficacia y eficiencia de las medidas será real y contundente.

Ahora bien habrá que ver como esta cuarentena estricta impactará en el ánimo y humor de una provincia que viene inmersa en una dura crisis luego de más de un año de restricciones que pusieron en jaque a diversos sectores.

¿Realmente habrá mano dura del Gobierno en los controles?

Más que nada pensando en los miles de comerciantes y emprendedores, como propietarios de gimnasios y gastronómicos, que ya adelantaron que no respetarán las medidas y trabajar a pesar de los decretos firmados por Alberto Fernández y adheridos por el Gobierno provincial.

Este era uno de los principales temores que giraban alrededor del gobernador y de los distintos intendentes chaqueños que ya piensan en las elecciones de medio término de este año y que comenzarán a imponer una tendencia para lo que será el plato fuerte de todas las gestiones: la elecciones generales del 2023. Nadie quiere asumir el costo político de un cierre estricto de actividades que perjudicará a los sectores más perjudicados durante la pandemia y que todavía siguen inmersos en una dura crisis. Con la filtración de las medidas provinciales, la opinión pública chaqueña descargó su furia, de manera desacertada, contra Alberto y Coqui. Pero nobleza obliga, la realidad indicada que estos nueve días de restricciones se constituyen en la única herramienta que se puede adoptar para intentar frenar la escalada de casos positivos en todo el territorio nacional.

Con todo el invierno por delante, ninguna gestión se puede dar el lujo de tener las salas de terapia intensiva llenas y menos en un año netamente electoral. Si no se logra contener esta crisis epidemiológica el coronavirus se llevará puesto a gobernadores y hasta el Presidente, que luego de la seguidilla de errores en torno al plan nacional de vacunación, no está dispuesto a poner en peligro su reelección por nada del mundo.

Lectores: 770

Envianos tu comentario