Panorama Político Chaqueño
Dudas e incertidumbre

Chiyo y Sandra analizan una posible alianza que puede hacer daño al oficialismo

¡Qué bomba! De confirmarse una alianza entre Sandra Mendoza y Chiyo Bacileff Ivanoff sería el gran movimiento de estas elecciones. (Dibujo: NOVA)

Dentro del Frente de Todos la cosa está tranquila y no habrá sorpresas a la hora de conformar las listas consensuadas de candidatos a legisladores para las elecciones.

A pesar de que todavía no se hizo público, la alianza entre Jorge Capitanich y Gustavo Martínez es un hecho, por lo que nuevamente los dos caudillos peronistas serán los que afinan la punta del lápiz para elegir a los postulantes.

El pacto de “no agresión” y la tranquilidad financiera que ha obtenido el municipio de Resistencia es la prueba irrefutable de que la obligada alianza entre el gobernador y el intendente capitalino este año, por lo menos, no se romperá.

No ocurre lo mismo en un radicalismo que está más cerca del apocalipsis que de una lista consensuada. En medio de las operetas para dejar sin fueros e intentar destruir a Aída Ayala, el frente opositor irá a las PASO con múltiples listas que dejarán al descubierto la gran fragmentación que se torna insalvable.

Pero el gran dato de la semana es que, además de la confirmación de que Juan Carlos Bacileff Ivanoff encabezará la lista de candidatos a diputados provinciales del Frente Integrador, la otra que hizo públicas sus intenciones de buscar una banca en la Legislatura chaqueña es nada más y nada menos que Sandra Mendoza, la polémica ex esposa de Coqui que está dispuesta a tranzar con quien sea para lograr su cometido.

Rápido de reflejos, desde el entorno del ex vicegobernador ya comenzaron a tirar el bolazo de que Sandrita podría sumarse a la fuerza política que en las anteriores legislativas logró quedarse con dos bancas provinciales aprovechándose de los votos que abandonaron el PJ y la UCR.

Nuevamente los sondeos indicarían que la imagen positiva de Chiyo sigue siendo muy buena en Resistencia y gran parte del interior, por lo que nuevamente buscaría molestar y convertir al Frente Integrador en una tercera fuerza legislativa que podría hacer mucho daño.

Si Chiyo y compañía logran meter uno o dos diputados más, la gobernabilidad para el oficialismo quedaría sujeta a un nuevo frente de negociación en la Cámara de Diputados para aprobar leyes necesarias que ya no sería solamente entre el peronismo y radicalismo.

Esta posible alianza con Mendoza lograría apuntalar ese caudal de votos sumando adeptos de un coquismo molesto por los jóvenes funcionarios del gabinete provincial que dejaron sin conchabos a la vieja camada.

De todas maneras, hasta el momento todo quedó en coqueteos por redes sociales e información de pasillo que tiene el único objetivo de remover las aguas para cambiar el enfoque de las negociaciones políticas para la conformación de las listas.

Si bien muchos aseguran que tanto Chiyo como Sandra no tendrían inconvenientes en juntarse para molestar seriamente a Capitanich, esto solamente podrá ser creíble recién faltando pocos segundos para que finalicen los términos legales de presentación de candidatos.

Pero ojo, esto no es una locura y se podría convertir en la “gran jugada” de estas elecciones de medio término que, si bien parecieran tranquilas para el Frente de Todos, también podrían complicarse con un nuevo mapa político en el recinto de sesiones que daría grandes dolores de cabeza al gobernador Capitanich.

Lectores: 1156

Envianos tu comentario