Judiciales y Policiales
Condena social

Caso Reidan: pedido de justicia de una madre cuya hija fue víctima de abuso sexual; ese abusador era su padrino

Él abusador, ella lo encubrió, la víctima era su ahijada. Pidieron que se olviden de ellos y que no salga a la luz para que la sociedad no lo sepa.

“¡Pido justicia!... Justicia por mi hija, víctima de abuso sexual cometido por un monstruo, ese monstruo tiene nombre y apellido: Luis Reidan, quien es protegido, defendido, encubierto por su esposa María Sandra Sisti.

Nunca en mi vida, ni en mis peores sueños me hubiera imaginado que su madrina de bautismo, quien siempre se jactó de ser su segunda madre y cuidarla como a su propia vida sería totalmente cómplice de esta situación.

Después de mucho tiempo y de muchos años de terapia, mi hija me cuenta lo sucedido. No fue nada fácil, fue muy difícil y traumático poder sacar y expresar con palabras todo lo dolorosamente vivido.

Al enterarme, me comunico inmediatamente con la familia Sisti, para ponerlos en conocimiento de esta situación aberrante y pedirles  por favor hagan algo con este personaje nefasto; solo recibí cómo respuesta que ellos desaparecían de la vida de mi hija, que me juraban que nunca más la iban a llamar ni a molestar, se borraban para toda la vida.

Me  suplicaban que no lo hagamos público, no querían exponerse ante la sociedad.

Una indiferencia y frialdad total de toda la familia Sisti ante semejante noticia. Indiferencia ante semejante daño, pues eligieron su palabra, su argumento, eligieron defender a capa y espada a  este psicópata, manipulador, perverso, que se robó la inocencia e ingenuidad de mi hija, que dañó irreparablemente su vida.

Y siguen tapando y encubriendo a este abusador, Luis Reidan que hoy camina por la cuidad de Resistencia como si nada, y gozando de todos los beneficios de un ciudadano común, como si nunca hubiera cometido ningún delito de estas características terribles.

Para conocimiento de todos y los que me conocen saben perfectamente, que  esta familia, fue mi familia desde pequeña, de toda la vida, vecinos, a quien confíe ciegamente el cuidado de mis hijos cuando tenía que salir de mi hogar y estar afuera mucho tiempo por trabajo.

Por último quiero que sepan que Sandra Sisti, esposa, cómplice y entregadora de mi hija a esta bestia, Luis Reidan, fue durante muchos años Directora de la Escuela de Danza de la provincia del Chaco, hoy ISPEA Danza y Teatro “María Angélica Pellegrini”. ¿Se imaginan las niñas que han pasado por esa institución que dirigió durante años está mujer y que estuvieron expuesta a ser abusadas. Cómo así también las chicas que integraban el ballet que ella dirigía?

Por eso espero que la sociedad de Resistencia me ayude, no haga oídos sordos, y se haga justicia, porque a este personaje hay que condenarlo, lo tiene que pagar, no puede quedar impune, para que ninguna otra niña, o mujer pase por lo mismo que pasó mi hija.

Les aseguro que el daño es irreparable, y el proceso de sanación  es largo y doloroso.

Hoy mi hija está preparada y con las fuerzas necesarias, para luchar y defender a otras víctimas de semejante aberración”, concluye la carta que mandó a NOVA la mamá de C.G., víctima de abuso sexual en su adolescencia.

Lectores: 1701

Envianos tu comentario