Panorama Político Chaqueño
¿Los elegidos?

Cada vez más fuerte el rumor: Jorge Capitanich prepara la cancha para una precandidatura nacional

Gran parte del peronismo nacional ve como una opción potable para gestionar al país y Buenos Aires al gobernador con Eduardo “Wado” de Pedro. (Dibujo: NOVA)

Lo que era solo una posibilidad, ahora se convirtió en un secreto a voces. Jorge Capitanich, tiene apuntados todos sus cañones a una posible precandiatura nacional y cuenta con el aval de sus pares gobernadores justicialistas a los que no les queda otro remedio.

El montenegrino no era la principal opción. Por varios cuerpos el elegido y con mejor imagen siempre fue el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, pero el actual panorama político nacional desalentó las aspiraciones del cuyano, que prefiere esperar unos años para lanzarse en su odisea nacional.

Sin la joyita de los gobernadores, Capitanich estaría decidido a tirarse a la pileta para ver si puede generar los consensos necesarios dentro del kirchnerismo para tener verdaderas aspiraciones. Lógicamente, tener las intenciones no es lo mismo que tener chances reales de constituirse en una alternativa real para el electorado.

Más allá del portafolio del chaqueño, que cuenta con el aval de reiterados triunfos electorales en tierras chaqueñas, sus aspiraciones se encuentran rodeadas de un inmenso mar de incertidumbre. Ya que, el Chaco no se constituye en un distrito fuerte en materia de votos, por lo que necesariamente deberá contar con un apoyo explicito del resto de los gobernadores.

Un gran sector del peronismo nacional considera que es necesario iniciar un nuevo ciclo político para la próxima década en el que Cristina Fernández de Kirchner no sea protagonista. Es por eso que muchos caudillos bonaerenses, dueños de un gran caudal de votos, ven con buenos ojos una posible candidatura de Capitanich a presidente, apuntalado con la postulación de Eduardo “Wado” de Pedro en la provincia del Buenos Aires.

Para poder encarar este proceso de una manera sustentable, es necesario un cambio generacional de dirigentes para las próximas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero sin perder el acompañamiento de piezas claves, como podría ser Sergio Massa, un dirigente fundamental para poder incorporar dirigentes del interior en las distintas fórmulas y terminar con el modelo centralista que gira alrededor de los personajes porteños.

La historia argentina demuestra que este tipo de procesos siempre fueron posibles. Si ir muy lejos y teniendo en cuenta el contexto de la época, Carlos Saúl Menem logró generar los consensos necesarios para llegar a la Casa Rosada desde una provincia sin un amplio caudal de votos.

Obviamente, salvando las diferencias entre el riojano y el chaqueño, todo esto no sería más que parte de una teoría que tendría que materializarse gracias a muchos acuerdos políticos que deberán incluir, de manera casi obligatoria, a la plana mayor del kirchnerimo y del Gobierno nacional.

Habrá que ver como avanza la cuestión en los próximos meses, pero sin dudas que las aspiraciones de Capitanich ya han dejado de ser un mero globo del ensayo para convertirse en una carrera contra el tiempo para un proceso electoral que está a la vuelta de la esquina.

Lectores: 1056

Envianos tu comentario