Gremiales
Movida en la sede de Resistencia

Bancarios advierten la posibilidad de un paro nacional por la situación del Santander

Es ante el posible cierre de 100 sucursales, según señalaron. Es el segundo paro en menos de 10 días en ese banco.

Jorge Díaz, secretario adjunto de la Asociación Bancaria, seccional Chaco, advirtió que de continuar el conflicto que los empleados del Banco Santander Río mantienen con la entidad, que ya lleva su segunda jornada de cese de actividad, se podría convocar a un paro general a nivel nacional. Vale destacar que el estas medidas de acción directa es en la totalidad de las sucursales del banco de capitales españoles.

“El nivel de conflictividad no disminuyó y las autoridades del Banco se niegan a pagar el bono anual, que es un derecho adquirido de los empleados, y además siguen con la postura de cerrar 100 sucursales en todo el país”, detalló. Ante esto advirtió que están en riesgo los puestos laborales de estas sucursales.

Adelantó que de no mediar una mesa de diálogo entre los delegados de la Bancaria y las autoridades del Banco, “profundizaremos las medidas con la posibilidad de llegar a un paro nacional”.

Díaz, en diálogo con Radio Provincia, explicó que durante la pandemia hubo un avance en el uso de los medios digitales para la atención de los clientes y que en el caso del Santander, “busca hacer punta en lo que es la atención por esta vía, y utiliza como variable de ajuste al personal”. Explicó que de avanzar con el cierre de las sucursales, más de 1500 personas se quedarían sin trabajo.

Desde la entidad gremial a nivel nacional anticiparon, mediante un documento firmado por el Secretariado Nacional, que encabeza Sergio Palazzo, que el Banco Santander incurre "en una actitud recalcitrante al persistir en el proceso de cierre de 100 sucursales y tercerizar la operatoria bancaria".

La organización sindical denunció que la empresa pretende "eludir el cumplimiento de las condiciones laborales de la actividad, mientras niega el pago de un habitual bono anual, tal como por derecho corresponde".

El gremio ya había realizado un paro el pasado jueves 2 de diciembre bajo los mismos fundamentos y denunció nuevamente que Santander "aprieta y extorsiona".

Además acusaron a las autoridades de este banco "de condicionar" el pago del bono anual a sus trabajadores con el cese de la medida de fuerza que rechaza "el cierre de sucursales, que afecta la atención al público, y a la pérdida y precarización del empleo en el interminable ajuste que ejecuta a pesar de la emergencia nacional".

"Por ello convocamos un segundo paro total de actividades en el Banco Santander: el 10 de diciembre con concurrencia a los lugares de trabajo en todo el país y el respaldo activo de las seccionales. A no aflojar!!!", concluyó el documento.

Lectores: 642

Envianos tu comentario