Panorama Político Chaqueño
Cambios

2021 de locos: termina un año con sorpresas electorales y varias telenovelas políticas

Jorge Capitanich festeja el final de un 2021 que pintaba para complicado, pero que lo pudo encaminar con un histórico triunfo electoral en las generales. (Dibujo: NOVA)

Hace poco menos de un año nadie especulaba con unas elecciones tan volátiles y que sacaron canas verdes a más de uno.

Con el inicio de una próspera campaña de inoculación que comenzaba a poner un freno a la dura pandemia de Covid-19, el verano pasado el oficialismo provincial comenzaba a descartar un proceso eleccionario complicado y ya hacía planes para avanzar con un año tranquilo desde el punto de vista político.

Pero las distintas complicaciones que sufrió la gestión de Alberto Fernández y los problemas internos que no supo controlar el gobernador Jorge Capitanich con su histórico alter ego, Gustavo Martínez, desencadenaron en una dura derrota electoral en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que le dio una bocanada de oxígeno a Leandro Zdero y una oposición que estaba al borde del abismo político.

A pesar del triunfo en toda la provincia y la paliza obtenida en Resistencia, el radicalismo chaqueño no supo apuntalar esta buena racha en las urnas y dilapidó una oportunidad inigualable para poder quedarse con las elecciones legislativas de medio término.

Solo bastó que Coqui y Martínez limaran asperezas para que el peronismo único, y con recursos económicos a mansalva, lograra revertir el resultado de las PASO y lograr mantener la mayoría en la Legislatura provincial.

El resto es historia conocida. A pesar de los constantes amagues del gobernador, los cambios en el gabinete provincial nunca llegaron y los popes peronistas respetaron los acuerdos post PASO para que el Gustavito, retenga la presidencia de la Cámara de Diputados.

Esto significó el sacrificio de Hugo Sager, que llevó adelante una gestión sin penas ni glorias durante dos años, y le abrió la puerta a un nuevo mandato al frente de la Casa de Democracia para la esposa del intendente capitalino, Elida Cuesta.

Este baldazo de agua fría, además golpeó duramente al núcleo cercano de Capitanich, en el que estaban Sager, Ocampo, Quirós y compañía, quienes pusieron el grito en el cielo por el inevitable retorno del CER para compartir el poder en el Frente de Todos.

¿Y cómo terminan el año los caudillos peronistas?

A pesar de las idas y vueltas electorales, el gobernador chaqueño terminó bien parado tras las elecciones legislativas, ya que gracias a un acuerdo interno con Martínez logró revertir el resultado de las PASO y quedó como uno de los pocos mandatarios provinciales del Frente de Todos que logró una victoria electoral.

Y esto no es poca cosa, ya que previo a la pandemia el Coquí no gozaba de un buen aval de la Casa Rosada y tras el año electoral, el 2022 arrancará con un panorama totalmente distinto para el montenegrino.

A nivel provincial, también quedó muy bien parado, ya que se logró revertir también los resultados en varias localidades y se afianzó la chapa de líder del Justicialismo chaqueño.

Por el lado de Martínez, el año tampoco cierra de muy mala manera. Sin importar la paliza recibida en Resistencia en las PASO y la derrota en las generales, en las cuáles logró achicar significativamente la diferencia, el intendente capitalino nuevamente quedó bien parado.

Sin importar los resultados en las urnas o los conflictos internos, Martínez siempre tiene la muñeca política y habilidad necesaria para salir victorioso en toda mesa de negociación.

Y el claro ejemplo no es solo que logró recuperar la presidencia de la Cámara de Diputados para el CER, sino que también pudo apuntalar una aceitada relación con el Ejecutivo provincial que nuevamente le abrió el grifo financiero para poder llevar delante de manera cómoda los dos que le queda de gestión y soñar con la posibilidad de ir en busca de una reelección en 2023.

Si bien este 2022 que se inicia pinta para estar bastante tranquilo, nadie puede asegurar que no aparezcan nuevas internas políticas y conflictos partidarios. Ya que si bien no habrá comicios, será un año de duras negociaciones de cara a un 2023 en donde todos los sectores jugarán sus fichas para poder subsistir en la dura selva de la política chaqueña.

Lectores: 849

Envianos tu comentario