La Provincia
Las funcionarias siguen con el festival de gastos

Celeste Segovia designó a su hermano y a gente de su marido en su Secretaría

  • El equipito de asesores de Celeste Segovia compuesto por diez personas. Siete asesores, de los cuales tres son su hermano y dos personas que trabajan para su esposo en Sáenz Peña.
    Foto 1 de 3
  • El decreto 549 mediante el cual Celeste Segovia nombra a su equipo de trabajo con un gasto mensual, de promedio, de 300 mil pesos en sueldos.
    Foto 2 de 3
  • El decreto lleva la firma del gobernador y los diez colaboradores cobran sueldos desde febrero pasado.
    Foto 3 de 3

Las funcionarias de la gestión de Domingo Peppo siguen metiéndose en gastos “innecesarios”, o al menos lo son para el pueblo del Chaco que está sumido en la crisis económica que provocó el gobierno nacional pero que el gobierno provincial lo traslada en impuestazos y “achiques”.

En contradicción a lo que pregona el gobernador sus funcionarios caen en “excesos”. Es el caso de la Secretaría de Derechos Humanos a cargo de Celeste Segovia que desde febrero pasado designó a diez personas en “personal de Gabinete”.  Entre los designados están su hermano Ramón Alejandro Segovia, además de Oscar José Pavela y Nancy Brzezniakiewicz, personas que trabajan en el equipo político en Sáenz Peña de su esposo José Mongeló.

La toma de decisión podría sonar normal. El área cambió de funcionario, y el nuevo quiere gente que se adapte a sus políticas, sin embargo, en este caso a Celeste “se le pasó la mano”. Es que Segovia nombró a siete asesores con una remuneración del 100 por ciento “nivel subsecretario” y sólo a tres como colaboradores, de los cuales algunos trabajarán con ella porque el resto prestará servicios para su esposo.

Celeste y José es un matrimonio que ya hace varios años vive de la política chaqueña, van rotando su permanencia en lugares estratégicos no importa quien gobierne sacando tajadas para beneficio propio y también para sus “acomodados” gastando la plata que es del pueblo.

Las funcionarias de Peppo ya vemos que no mitigan gastos. Primero fue Mariel Gersel, presidenta del Iprodich que destinó 400 mil pesos para una charla de Pilar Sordo, y Celeste Segovia, que se define de "lealtad" por ser "peronista de ley",  se ocupó de presupuestar cerca de 300 mil pesos mensuales en sueldos para sus diez colaboradores que además ayudan a su esposo en su espacio político.

Lectores: 8632

Envianos tu comentario