Información General
Insensibilidad de trabajadores de SECHEEP

Es el sector que menos colabora frente a las emergencias junto al Sindicato de Luz y Fuerza

Secheep: hagan algo, por favor.

En todas las contingencias climáticas hemos visto a diferentes sectores del Estado Provincial: Salud, Policía, Bomberos, Desarrollo Social, APA, sumados al municipio y sus trabajadores, más Defensa Civil que colaboran y vuelven a sus tareas habituales para sobrellevar la demanda de sus servicios y mano de obra, muchas veces no son reconocidos por ello.

Primero entonces vaya ese merecido reconocimiento a todos aquellos sectores, hombres y mujeres que dejan a sus familias y salen a prestar servicio y auxilio a los que más necesitan de ellos, aunque no sea un día laboral, aunque quizá no reciban una recompensa económica por su labor, lo hacen porque son solidarios y algunos sienten que es su deber.

Pero, más allá de las guardias habituales que tiene la empresa SECHEEP nunca hemos visto una gran cantidad de trabajadores de esa empresa en la calle ante estas contingencias climáticas que casi llegan a la magnitud de catástrofe. Ni así lo hacen. No desmerecemos la entrega de esa parte que cumple, pero no hemos visto una conducta ya no ejemplar, sino necesaria: que salgan de sus casas si no están inundados, que el presidente de la empresa los convoque a todos los empleados que están en condiciones de realizar sus tareas en las calles, reparando postes y cables cortados, recomponiendo el servicio eléctrico…

Por eso hay sectores de la ciudad, que aunque sean minoritarios, no tuvieron luz más de 12 horas, es decir desde la tarde del sábado hasta hoy por la mañana, algunos recién recuperaron al medio día y muchos aún continúan sin el servicio de energía eléctrica.

Claro, se presentarán a trabajar mañana lunes, las mercaderías ya están podridas y perdidas, el mal rato de estar 12, 24 o 36 horas sin luz no es nada, ¿verdad? 

Si hemos visto al Sindicato de Luz y Fuerza integrar la presidencia (Ricardo Martínez Leone fue puesto por Guillermo Moser, secretario general del sindicato Luz y Fuerza de Mercedes) o la vocalía cubierta por Saúl Medero, solo sirvieron para demostrar el poder del Sindicato de Luz y Fuerza seccional Chaco, para hacer ingresar familiares y amigos como empleados de planta a la empresa, engrosando la cantidad administrativos en sillas y escritorios, cuando en realidad se necesitaban trabajadores calificados para hacer las tareas en las calles como cableados, mantenimientos o electrificación rural.

Ni siquiera en una situación coyuntural, se les ocurrió a los bien pagados directivos y vocales de SECHEEP pensar en sus prójimos o vecinos. Sino, que demuestren lo contrario.

Lectores: 1249

Envianos tu comentario