Panorama Político Chaqueño
Panorama Político Chaqueño

Plantón justicialista y nuevo papelón legislativo

Los diputados aprovechan cualquier conflicto para no sesionar y rajarse para sus pagos en busca de tranquilidad. (Dibujo: NOVA)

Nuevamente en la Cámara de Diputados del Chaco se vivieron tensos momentos de disputa y de ruptura de consensos que derivó en una nueva suspensión del encuentro semanal. Por falta de quórum, tras el plantón de los diputados del interbloque legislativo Chaco Merece Más, fracasó la sesión y se armó una revuelta en la vereda de Brown 520 con los trabajadores de Contaduría y Tesorería que esperaban el tratamiento de los proyectos para lograr la equiparación salarial con la Legislatura chaqueña.

Lo curioso es que la ruptura de consensos no se registró solamente entre el oficialismo y la oposición, que utiliza todo tipo de cruces con fines netamente políticos y preelectorales. Como viene sucediendo últimamente, la crisis se repitió dentro del bloque oficialista luego de que el diputado Juan Manuel Pedrini arribó a la sede legislativa este miércoles con exigencias y planteos impuestos por el gobernador Domingo Peppo, con respecto al conflicto salarial en Contaduría y Tesorería que mantiene en vilo a toda la administración pública provincial.

Las medidas de fuerza impuestas por este sector han provocado un caos en los pagos de proveedores, servicios y viáticos en todas las dependencias, instalando también un manto de duda sobre el pago de salarios a trabajadores estatales que se avecina. Lógicamente estas pretensiones provocaron un revuelo en la Legislatura destrozando todo tipo de acuerdos que estaban cerca de cerrarse.

Los agentes de Contaduría y Tesorería se pusieron en alerta luego de que corriera la versión de un posible “desenganche” para que no perciban un supuesto aumento salarial en blanco que recibirían los trabajadores legislativos de un 18 por ciento en blanco, que se implementaría a través de una resolución del Cuerpo y que va en forma paralelo a la ley 2898 de escala salarial.

Aquí es donde toma importancia el proyecto de ley del Ejecutivo que impulsa Pedrini dentro del Parlamento chaqueño, que establece un “escalafón propio” para el organismo autárquico y resuelve todo tipo de conflicto. Pero al mismo tiempo siembra preocupación en los trabajadores que no creen en las promesas del Gobierno y temen que el monto de recomposición salarial no sea el acordado y se pierda el régimen especial de enganche que tienen con los salarios de legisladores y que le facilitaría beneficiarse con cualquier tipo de aumento superior que por un plumazo se puedan llegar a dar próximamente.

La cosa no pasó a mayores, nuevamente, por el rápido accionar y por la muñeca de la presidenta Lidia Elida Cuesta que supo contener la presión generada en acaloradas discusiones que se vivieron el miércoles por la tarde tras la fallida sesión, así como por la “altura” que demostró el titular del interbloque Cambiemos, Carim Peche, al facilitar paz y tranquilidad para lograr que se destrabe la situación. El precandidato a gobernador de la oposición tiene una muy buena cintura política que le permite mantener una relación correcta con todos los sectores y que, sin dudas, le da buen hándicap para continuar buscando el acompañamiento del electorado chaqueño.

La novela continuará el próximo lunes en la reunión de la Comisión de Hacienda de la Legislatura donde se buscará obtener nuevamente los consensos para conseguir un despacho firme. Eso no quita que la sesión del próximo miércoles sea tranquila, ya que los trabajadores de Contaduría y Tesorería preparan una cargadita agenda de medidas de fuerza que, además de la paralización de los pagos estatales, prevé un gran show frente a la sede legislativa.

Lectores: 1322

Envianos tu comentario