¿Cabaret en puerta?

Insaurralde y Silva a las piñas en el entrenamiento de Boca

Insaurralde y Silva a los golpes, mientras sus compañeros empiezan a intentar separarlos.

Los defensores participaban de un ejercicio táctico que propuso Guillermo Barros Schelotto y se tomaron repentinamente a golpes de puño. El Técnico los echó de la práctica y recibirán una sanción económica. Todo habría comenzado por un fuerte entredicho, con la reacción de Juan Manuel Insaurralde sobre Jonathan Silva, arrojándole varios golpes de puño, a los que el lateral contestó rápidamente.

Sin un motivo visible, los defensores comenzaron a agredirse hasta que fueron separados por varios de sus compañeros que estaban cerca de ellos. Inmediatamente, Gustavo Barros Schelotto acudió al lugar para poner paños fríos, al tiempo que su hermano y director técnico revoleó su libreta de anotaciones al césped y dio sobradas muestras de enojo, con insultos de por medio.

Posteriormente, ambos se dirigieron por caminos separados hacia la zona de vestuarios, donde se juntaron y permanecieron hasta la llegada de Gustavo, quien se dirigió al lugar para dialogar con las partes. A pesar de esto, la práctica continuó normalmente con su último tramo y finalizó con ejecuciones de tiro libre de parte de los delanteros junto a los entrenadores.

La dirigencia de Boca y el cuerpo técnico decidieron que los jugadores reciban una sanción económica, no así deportiva. Luego de la pelea, y con los ánimos ya calmos, los jugadores dieron su punto de vista de lo acontecido ante la prensa y se lamentaron por lo sucedido. "Fueron cinco segundos de calentura", coincidieron.

Lectores: 181